¿Qué hacer si pierde sus maletas en el viaje?

/ /

Te traemos una lista de consejos de 'TravelHacker' para prevenir o sobrevivir a la posible pérdida o extravío de tus maletas:

 

  1. Factura lo menos posible: podría parecer una estupidez por la obviedad del consejo, pero es que a veces facturamos por comodidad o porque está incluido en el precio del billete, y no contemplamos la posibilidad de llevar el equipaje con nosotros en el avión. En ocasiones, por las características del viaje no es posible, pero en otras si hacemos un esfuerzo al hacer la maleta podríamos evitar facturarla.
  2. Etiqueta tu equipaje: asegúrate de que cada bulto de tu equipaje, especialmente los que vayas a facturar, están conveniente etiquetados con tu nombre y número de teléfono. Si te preocupa tu privacidad, cubre la información o pon tus datos del trabajo. Lo importante es facilitar que la compañía aérea contacte contigo en caso de pérdida del equipaje.
  3. Comprueba dos veces las etiquetas: los empleados de los mostradores de facturación al fin y al cabo son humanos y pueden cometer errores. Asegúrate de comprobar las etiquetas de tu equipaje antes de dejarlas en facturación y fíjate si el destino de la etiqueta coincide con tu destino.
  4. Respuesto: pon al menos una muda de ropa en el equipaje de tu compañero si viajas acompañado... y que él haga lo propio. De ese modo dispondréis de una muda si una de las maletas se pierde. Si se pierden las dos...
  5. Coloca un distintivo en tu equipaje: no evitará que se extravíe, pero sí que facilitará que los empleados de la aerolínea lo encuentren. Compra una maleta en un color que no sea el negro (el más habitual) o colócale algún tipo de distintivo que ayude a identificarla.
  6. Reclama inmediatamente: si tu equipaje se pierde no esperes ni un minuto desde que te das cuenta para notificárselo a la compañía aérea. Cuánto antes lo hagas antes te lo podrá devolver la aerolínea.
  7. Conoce los datos de tu alojamiento: será mucho más fácil tanto para ti como para la aerolínea resolver un caso de extravío de equipaje si ya dispones de la dirección y el teléfono del hotel en el que te alojarás. Obtener esta información podría llevarte un tiempo que podría retrasar el que la compañía aérea encuentre y te devuelva tu maleta.
  8. Que no cunda el pánico: si tus maletas no aparecen por la cinta transportadora no pierdas el control antes de tiempo. Será tu primera reacción, sobre todo si se ha tratado de un vuelo largo, con escalas... pero es posible que tus maletas esté en la oficina de equipajes o en el servicio de atención al cliente. Contacta antes con la aerolínea para comprobar que ha ocurrido, porque tu maleta podría estar ya esperándote. Y si finalmente se ha extraviado, no llores ni te alporices porque no cambiará la situación.
  9. Obtén una compensación: la mayor parte de las aerolíneas se hacen cargo de la situación cuando se extravía o se pierde tu maleta, y te proporcionarán aquello que necesites mientras no aparece tu equipaje y en función del tiempo que se retrase tu equipaje. Y si tu maleta se pierde o daña por completo tendrán que compensarte económicamente. Contacta con tu aerolínea para averiguar cuales son tus derechos respecto a la pérdida de tu equipaje.
  10. Lleva lo esencial en tu equipaje de mano: evita llevar todo lo esencial para sobrevivir en caso de pérdida o extravío de tu equipaje en la maleta que vayas a facturar. Mete en tu equipaje de mano artículos esenciales como un cepillo de dientes, una muda de ropa... de modo que tengas lo suficiente mientras el resto de tus cosas no aparecen.
  11. Haz inventario: si quieres tener bajo control el contenido de tu equipaje haz una lista o inventario del mismo de modo que cuando te devuelvan la maleta puedas comprobar si está todo o ha desaparecido algo.
  12. Usa un servicio externo y especializado: si te quieres asegurar de que tu equipaje llega a tu destino al mismo tiempo que tú escoge soluciones especializadas. Son caras, pero si te va la vida en ello es la mejor forma de garantizar el resultado esperado.
  13. Saca una fotografía de tu equipaje: una imagen vale más que mil palabras y una fotografía de tu maleta te evitará tener que describir la misma a los empleados de la aerolínea. Imprímela o llévala en tu teléfono móvil.
  14. Coloca tu itinerario y datos de contacto en el interior de la maleta: es una medida complementaria a la colocación de las etiquetas exteriores que podría facilitar su devolución.
  15. Haz checkin a tiempo: gran parte de las maletas extraviadas son de pasajeros que facturan en el último minuto. Siempre y cuando sea posible, acude en tiempo al aeropuerto para evitar que tu maleta se extravíe por las prisas de última hora.
  16. Elimina las etiquetas antiguas de otras aerolíneas: podría crear mucha confusión y hace a tu maleta potencialmente extraviable. Antes de colocar las etiquetas de un nuevo destino asegúrate de eliminar las de otros viajes.
  17. No empaques nunca medicamentos, joyería u otros artículos de valor: lleva siempre este tipo de artículos en tu equipaje de mano. Muchas aerolíneas no reembolsan el precio de ciertos artículos de valor, y si necesitases alguno de los medicamentos que se han perdido con tu maleta podrías estar poniendo en peligro tu salud.
  18. Sé civilizado: en caso de que tu maleta se extravíe o se pierda compórtate civilizadamente con los empleados de la aerolínea. Ellos están allí para ayudarte, aparte de que no son los responsables directos del extravío de tu equipaje. Te prestarán un mejor servicio cuanto más civilizado seas a la hora de tratar con ellos.
  19. Evita los vuelos saturados: aunque podrías necesitar reservar un vuelo en el último minuto el día antes de las vacaciones es mejor que modifiques tu calendario y retrases el vuelo seleccionando otro menos saturado. Los vuelos saturados podrían conllevar también sobrecarga de equipaje, y que por tanto no puedan ser todos los bultos transportados en ese vuelo.
  20. Conserva el resguardo de tu equipaje facturado: es lo que te asocia con él. Los empleados de los mostradores de facturación habitualmente lo pegan en tu tarjeta de embarque. Aunque no es imposible rastrear tu maleta sin él, los números del resguardo harán mucho más fácil rastrearlo.