Consejos para hacer la maleta como un profesional

/ /

Descubre diez trucos para hacer la maleta como un verdadero profesional.

 

1. Elige tu formato de equipaje ideal

Antes de comenzar a meter cosas dentro merece la pena pararse a pensar qué tipo de equipaje nos conviene para el viaje vas a realizar. Una buena maleta depende del destino, el transportes, la temperatura del destino al que te diriges, las restricciones de las aerolíneas. Si no piensas moverte demasiado de un lado a otro será más práctico que lleves una maleta común; mientras que si piensas variar mucho de destino, utilizar transportes diversos o caminar por lugares un poco complicados lo más conveniente será que te decantes por una mochila. Además, también es importante que consideres el tamaño. Piensa que la ropa para climas cálidos ocupa menos espacio que la de invierno, por lo que si vas hacia el verano elige mejor un equipaje menos voluminoso con el que estés más cómodo. Finalmente, si la compañía aérea con la que vas a volar cobra gastos por facturar, asegúrate de hacer una maleta o una mochila que cumpla con los requisitos que ésta señala para llevarla en la cabina del avión.

 

2. Haz una buena lista

Siéntate y piensa en todo lo que necesitas llevarte para este viaje. Es mucho más práctico hacer una lista de lo que vas a llevar que andar como un loco de un lado a otro de la casa cogiendo cosas sin parar. 

 

3. Crea conjuntos de ropa

Una vez tengas la lista hecha, es el momento de reducirla bastante. Siempre tendemos a llevar demasiado y a cargar con cosas que al final no nos ponemos. Ir cómodo es importante y no es el momento de experimentar. Un buen truco para hacer el equipaje es hacer conjuntos de ropa, es decir, llevar prendas que combinen unas con otras para que no dejes de ponerte algo porque no combina con las otras prendas que llevas. 

 

4. Monta un juego modular 

Una de las cosas más importantes para hacer la maleta como un profesional es colocar las cosas bien dentro del equipaje que hayas elegido. En general, es mejor poner siempre abajo las prendas que tengan más peso, como los pantalones, el neceser y los zapatos. Recuerda meter el calzado en bolsas individuales para poder aprovechar bien el espacio y que no manchen lo demás. Además, haz que quepa todo mucho mejor y se arrugue menos enrollando todas las prendas en forma de tubo. Si llevas prendas de seda colócalas lo más arriba de la maleta para evitar arrugas, al igual que las camisas, los trajes y los vestidos de noche.

En el caso de que lleves mochila, intenta poner lo que pese más en el centro de la mochila y distribuye bien todo lo que necesitas para que no queden huecos libres y que adquiera una forma incómoda para tu espalda. Si vas a estar moviéndote mucho, lo más cómodo es que dejes las cosas que vas a utilizar más como el pijama o el neceser en la parte alta de la mochila.

 

5. En la organización está la perfección

Es muy probable que no estés en un único alojamiento en tu viaje, así que evita tener que hacer la maleta una y otra vez llevándolo todo organizado. Es especialmente importante en el caso de que viajes con mochila, ya que en esos casos encontrar algo en concreto suele ser más difícil. Nuestro consejo de expertos es que utilices bolsas de tela que sirvan como compartimentos. 

 

6. Lleva puesto lo más voluminoso

Si tu maleta va llena o si viajas solo con equipaje de mano lo mejor es que lleves lo más voluminoso contigo mientras estés en el avión. 

Nunca está de más, sobre todo si eres un adicto a las compras, dejar algo de espacio en tu equipaje para llevar algo que puedas encontrar por el camino. Así que mejor evitar el momento de tener que sentarte encima de la maleta para poder cerrarla, ¿no?

 

7. Lleva un par de bolsas vacías

Quizás nunca lo habías pensado pero una de las cosas claves a la hora de hacer la maleta es llevar al menos un par de bolsas de plástico vacías. Una de ella puedes utilizarla para llevar la ropa sucia y las otras nunca vienen de más en el caso de tener ropa mojada o calzado muy manchado por ejemplo.

 

8. Protege los artículos electrónicos

Si viajas con ordenador portátil, cámara de fotos, tabletas, libros electrónicos o similares te interesa hacer la maleta bien si no quieres acabar destrozándolos. La mejor opción es hacerse con una maleta de mano o mochila adecuada para ello y no facturar estos artículos en el avión. 

 

9. Separa bien los líquidos

Protege bien todo los líquidos que vayas a llevar. Si viajas con equipaje de mano, recuerda que deben llevarse en envases individuales de capacidad inferior a 100 mililitros y dentro de una bolsa de plástico transparente de capacidad inferior a un litro. Esta bolsa debes mostrarla al pasar el control de seguridad. 

 

10. Tus documentos siempre contigo

Recuerda que sin documentación no haces nada, así que protégela bien y llévala siempre contigo. Una opción aún mejor a tenerla dentro del equipaje de mano es hacerse con una riñonera o porta documentos interior que te permita ocultar tu pasaporte, documento nacional de identidad y dinero de los ladrones.