¿MIEDO A VOLAR? Consejos para superarlo.

/ /

¿Volar puede producirnos miedo, pero no, por ejemplo, conducir un auto?

Las personas somos animales terrestres. No estamos hechos para volar, por lo que la experiencia nos parece algo ajeno o extraño. Cuando tenemos miedo se activa la parte primitiva y emocional del cerebro y la parte racional se ignora. 

 

Volar es mucho más seguro conducir es, de hecho, 100 veces más peligroso que volar. No debería sorprendernos, ya que el mundo de la aviación funciona con una política de tolerancia cero a cualquier cosa que pueda poner en peligro nuestra seguridad. La formación de los pilotos es dura y complicada y realizan pruebas de forma regular para garantizar que sus habilidades siguen intactas. También se realizan pruebas y comprobaciones rutinarias a los aviones tras cada aterrizaje y antes de cada despegue.  A esto añádele la abundancia de elementos integrales como las alas, el motor, el panel de control y la capacidad del combustible. Por lo tanto concientízate que tienes el medio de transporte más seguro del planeta con mucha diferencia.

Pero a mucha gente no le preocupa la seguridad de volar, pero si tienen otras preocupaciones  como sufrir claustrofobia, acrofobia (miedo a las alturas), agorafobia, fobia a los gérmenes, a las tormentas, fobia social (comer en público, por ejemplo) y miedo a vomitar, por poner algunos ejemplos de factores que contribuyen a tener miedo a volar.

Y ante  estas situaciones ¿hay que enfrentarse a los miedos o intentar alejarse de ellos?     «Jamás cedas ante tu miedo, ya que te robará la vida».              Una fobia es, por definición, un falso miedo, ya que se basa en una percepción errónea de un nivel de ameza inexistente. Por lo tanto identifica que es lo que en realidad te da miedo, enfréntalo y lucha contra él asegurándose de tener los elementos necesarios para ello. Existen libros, cursos y otros medios para enfrentar esas fobias y con una actitud nueva y nuevas habilidades y conocimientos podrás superar tu miedo a volar.  

Y para tu mayor tranquilidad, es buena idea informar al personal de cabina si estás nervioso, permitirá a la tripulación darte la atención adicional que necesitas. Cualquier aerolínea importante forma a su personal para hacer todo lo posible para satisfacer las necesidades de los clientes.

¿Hay algo más que puedes hacer mientras estás en el avión para sentirse más cómodo y tranquilo?  Hay muchas cosas que los pasajeros pueden hacer como mantenerse hidratados, y evitar estimulantes como el café, el chocolate, los refrescos y el alcohol. También ayuda llevar ropa cómoda, respirar despacio y profundamente y hacer lo posible porque los músculos estén relajados (en lugar de agarrar fuertemente el reposabrazos). Esto ayuda a que el pasajero esté en modo «relajación y digestión» (respuestas del sistema nervioso parasimpático) en lugar del modo «lucha o huida» (respuestas del sistema nervioso simpático).